Calcárea phosphorica

Este remedio le corresponde a individuos que presentan una osamenta longuilínea y frágil. Son personas activas, dinámicas y, por lo general, simpáticas.
Nombres comunes
Fosfato de calcio, fosfato tricálcico.
Orígen
Muy extendida en la naturaleza, calcárea phosphorica constituye algunos de nuestros tejidos, en particular los huesos. Se emplea en medicina, particularmente como medicamento remineralizante.
Usos habituales
Calcárea phosphorica está indicado a menudo en caso de trastornos relacionados con la nutrición y el crecimiento en los bebés y los adolescentes. Además, se prescribe para ayudar
curar algunas fracturas
¿Quién puede usar este remedio?
Personalidad y comportamiento 
Necesidad de cambio. Con frecuencia insatisfecha donde está, la persona desea viajar y regresar a casa para volver a irse en seguida. Debilidad intelectual. Los niños a menudo
tienen dificultades de aprendizaje; olvidan rápidamente lo que se les enseña, se equivocan
al repetir las palabras y presentan retardo del lenguaje. Tristeza. Es consecuencia de las malas noticias y se agrava al consolar a la persona. Es común un episodio de tristeza en el niño antes de la pubertad. Indignación e irritabilidad. La persona calcárea phosphorica se indigna fácilmente y se muestra muy sensible al sufrimiento ajeno (altruismo). Se exaspera al menor disgusto, sobre todo si se le trata de consolar. A veces desconfía de quienes la
rodean.
Trastornos generales
• Retardo del desarrollo óseo (las fontanelas duran mucho tiempo abiertas en el bebé); la
adquisición de la marcha es tardía; el crecimiento está alterado (precoz o demasiado rápido,
acompañado entonces de dolor o, por el contrario, se detiene); los huesos pueden presentar
diversas patologías, etc.
• Debilidad con sensación de apatía, adelgazamiento (a veces a pesar de un apetito voraz),
agotamiento por la pérdida de líquidos orgánicos (por ejemplo, la menstruación o la lactancia).
• Entumecimiento, temblores y sacudidas en los músculos.
• Dolor en zonas muy bien delimitadas.
Variación de los síntomasFactores de agravación: la noche, el frío, los cambios de tiempo, la humedad, el  movimiento, el ejercicio físico, al levantarse por la mañana, después de comer, la tristeza y las
humillaciones, el periodo que precede a la menstruación y la lactancia en la mujer. 
Factores de mejoría: el tiempo cálido y seco, la cama caliente.
Preferencias alimentarias: Deseo de alimentos grasosos e indigestos (panceta o tocino, grasa de jamón, manteca, etc.), carne ahumada, embutidos, papas, alimentos refrescantes, tabaco. Aversión de los lactantes hacia la leche materna por su sabor salado.
Trastornos locales
Cabeza: El cuero cabelludo transpira durante el sueño.Dolor de cabeza por el cambio de
tiempo, en el frío y en la mujer durante la menstruación. En el lactante, los huesos del cráneo son blandos y delgados. Dolores de cabeza en los escolares o durante la pubertad.
Ojos: Sensación de frío detrás de los ojos. Sensibilidad a la luz artificial.
Oídos: Zumbidos de oídos después de defecar.
Nariz: Punta de la nariz fría. Presencia de tumores benignos (pólipos) y ulceración de la
mucosa. Secreción nasal cuando hace frío; obstrucción nasal cuando hace calor.
Boca: Fragilidad de los dientes (numerosas caries). En el niño, la dentición se retrasa.
Garganta: Hinchazón dolorosa de las amígdalas. Enronquecimiento frecuente; la persona
necesita aclararse la voz antes de hablar.
Aparato respiratorio: Sensibilidad a las corrientes de aire. Suspiros involuntarios. Respiración
difícil por la noche, que mejora al estar acostado y empeora al levantarse.  En el bebé, tos durante la dentición que mejora al acostarlo.
Estómago: Hambre y sed, sobre todo a media tarde. Distensión del estómago con sensación
de vacío y de debilidad. En el escolar, dolor abdominal con o sin diarrea.
Intestino:  Dolor al comer helados o fruta o al beber agua fría, que mejora por la emisión de
gases. Diarrea al ingerir jugos de fruta o sidra. Abscesos y furúnculos alrededor del ano. Hemorroides. En el niño, diarrea durante la dentición.
Aparato genital femenino.  Debilidad de los órganos genitales con tendencia al prolapso.  Menstruaciones adelantadas, excesivas y de color rojo claro, o retrasadas y negras. Menstruaciones dolorosas, acompañadas de dolores de cabeza. Trastornos de la pubertad.
Embarazo y lactancia: Gran debilidad.
Espalda: Cuello delgado y débil. Columna vertebral desviada hacia la izquierda. Dolor
en los omóplatos. Dolores cervicales con la menor corriente de aire.
Extremidades: Frialdad y entumecimiento de las piernas que obliga a moverlas constantemente.Calambres de las pantorrillas al caminar. Temblores de los brazos y las manos. Dolores de los huesos, las articulaciones y los tendones. Reumatismos por el frío y por la humedad. Dolor en el nacimiento de las uñas. En el niño, debilidad ósea que retrasa la marcha.
Sueño:Necesidad de estirarse y de bostezar. Llanto. Dificultad para despertarse temprano.
Fiebre: Necesidad de estirarse.
Vértigo: Vértigo durante los periodos de estreñimiento y, en la mujer, antes de la menstruación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lachesis mutus

China officinalis

Thuja occidentalis