Zíncum metallicum

Por su acción específica sobre el sistema nervioso central y periférico y sobre la producción de glóbulos rojos, este medicamento actúa sobre la vitalidad general de ciertas personas
debilitadas.
Nombre común:
Zinc.
Origen:
El cinc es un metal sólido de color blanco azulado. Abunda en la naturaleza, sobre todo en dos formas principales: combinado con azufre como en la blenda, o como carbonato (calamina). Las tres primeras dinamizaciones se hacen con el polvo metálico obtenido del cinc purificado y
triturado.
Usos habituales:
Zincum metallicum se prescribe para ciertas anemias y algunos estados de agotamiento.
¿Quién puede utilizar este remedio?
Personalidad y comportamiento
La persona a menudo tiene un humor cambiante: alegre a mediodía, irritable o taciturna en la noche, o viceversa. Quedarse sola la entristece, pero su anhelo de compañía se debe más al
hastío o a la inquietud que a un deseo de compartir. Atosiga a todo el mundo con sus quejas y llega a llorar por cualquier cosa, después de una humillación o emoción, por ejemplo.
Sufre de fatiga intelectual que se traduce en dificultad para memorizar o comprender. Puede estar como postrada y responder despacio a las preguntas (como si estuviera de mal
humor), porque hablar o escuchar la deprime. A veces es pendenciera, propensa al resentimiento, y desahoga su enojo con cualquiera. Es muy sensible al ruido, se estremece y se excita fácilmente. Teme a los ladrones. El dolor la hace gritar. El niño repite todo lo que oye.
Trastornos generales
Gran debilidad general, a veces con anemia profunda y adelgazamiento.
Temblores, espasmos, sobresaltos musculares, inquietud en piernas y pies y mal funcionamiento del organismo.
Poca vitalidad que causa numerosas disfunciones; por ejemplo, dificultad para expectorar u orinar, falta de menstruación en la mujer, ausencia de erupción en las infecciones. Cuando las
funciones orgánicas se restablecen, los síntomas mejoran. Várices, sobre todo en la mujer embarazada. Síntomas que suelen manifestarse de un solo lado o van de un lado al otro.
Variación de los síntomas
* Factores de agravación: después de cenar y la noche, el ruido, los contactos, el vino.
* Factores de mejoría: el movimiento, las excreciones y secreciones diversas, la menstruación,
Preferencias alimentarias  Intolerancia absoluta al vino, que le causa numerosos trastornos.
Trastornos locales
• Cabeza. Dolores de cabeza después de tomar vino. Dolor intenso en la parte trasera Sensación de peso en la coronilla o en el puente de la nariz, con debilidad de las piernas.
• Cara. Tinte pálido y terroso, a veces con mejillas rojas. Contracciones y espasmos de los músculos faciales. 
• Ojos. Conjuntivitis y lagrimeo. Estrabismo (bizquera), diplopía (percepción de dos imágenes en vez de una).
• Boca. Saliva abundante de sabor metálico. Dolores dentales intensos. Retracción de las encías.
• Garganta. Presencia de flemas en la laringe, nariz tapada y voz nasal. Opresión del estómago al deglutir.Resequedad dolorosa
• Aparato respiratorio. Dificultad para respirar que mejora por la expectoración de flemas. Bronquitis de tipo asmático.
• Estómago. Apetito voraz a las 11 de la mañana. Hipo violento, náusea, vómito, arcadas, regurgitaciones ácidas.
• Intestino. Dolor intestinal por gases; gorgoteos importantes. Ardor y comezón en el ano. Hemorroides ulceradas.
• Aparato urinario. Dolores punzantes en los ríñones, ardor en la uretra, cólicos en la vejiga
• Aparato genital masculino. Secreción prostética sin motivo.
• Aparato genital femenino. Trastornos ginecológicos diversos acompañados de agitación,
depresión, frío, dolor de espalda e inquietud en los pies. Molestias diversas antes de la
menstruación: dolor de cabeza, tos, problemas intestinales, tristeza, etc.
• Espalda. Sensación de ardor a todo lo largo de la columna vertebral. La persona no tolera que le toquen la espalda. Nuca fatigada por el menor esfuerzo y al escribir.
• Extremidades. Dolores agudos, siempre transversales y no a lo largo de las extremidades. Debilidad, temblores y crispaclones nerviosas de diversos músculos. Pies en movimiento
permanente, Grandes várices en las piernas. Planta de los pies muy sensible.
• Piel. Manifestaciones cutáneas múltiples: eccema, comezón (sobre todo en el hueco de las rodillas), herpes simple, úlceras, etc. Erupciones que no brotan. Sabañones.
• Sueño. Sueño nervioso, agitado por sobresaltos y gritos, alterado por dolores de cabeza, ansiedad y calambres. Sueños aterradores. Sonambulismo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lachesis mutus

China officinalis

Thuja occidentalis