Hamamelis virginiana

Este remedio actúa principalmente sobre el sistema venoso, con énfasis particular en el relajamiento de la pared de las venas, Es muy útil para el tratamiento de múltiples trastornos, como la ingurgitación y las hemorragias venosas, las várices y las hemorroides que se acompañan de sensación de machacamiento en las partes afectadas.

Nombre común:
Hamamelis.

Origen:
Este arbusto de Norteamérica pertenece a la familia de las hamamelidáceas. En
otra época se creyó que tenía propiedades mágicas porque sus semillas al madurar salen despedidas varios metros. Sus ramas, terminadas en forma de horquilla, se usaban para buscar manantiales subterráneos.
Usos habituales:
Hamamelis es muy útil para heridas abiertas que provocan gran debilidad por la pérdida de sangre. También se prescribe para equimosis y traumatismos oculares, A veces puede sustituir a la morfina después de una intervención quirúrgica

Quién puede usar este remedio?


• Personalidad y comportamiento

La persona tiende a deprimirse y a sufrir de remordimientos, Le gusta recibir "el respeto que se merece". Es ansiosa, sobre todo de noche.
• Trastornos generales
Trastornos venosos, especialmente en la garganta, el esófago, las extremidades, el recto y los órganosgenitales. Várices en diversas regiones del cuerpo. Hinchazones e inflamaciones dolorosas. Estados inflamatorios relacionados con una herida o traumatismo. Debilidad excesiva ante la menor pérdida de sangre. Dolores difíciles de tolerar y gran sensibilidad al tacto. En la mujer, todos los dolores se exacerban durante la menstruación.
• Variación de los síntomas
• Factores de agravación: el aire libre, la presión, el movimiento, el ejercicio.
• Factores de mejoría: el reposo, la tranquilidad.
• Trastornos locales
• Cabeza. Sensación de dilatación y entumecimiento de la frente. Dolores como martilleo en las sienes.
• Ojos. Ojos inyectados en caso de tos violenta
• Nariz. Hemorragias prolongadas que alivian los dolores de cabeza
• Intestino. Hemorroides dolorosas, protuberantes y sangrantes. Sensación de pesadez y ardor en el recto. Sensación de desolladura en el ano. Deseo ineficaz de defecar.
• Extremidades. Grandes várices dolorosas, acartonadas y en zigzag. Úlceras varicosas. Hinchazón de las piernas y los pies. Predisposición a la inflamación de las venas (flebitis). Piernas dolorosas durante el embarazo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lachesis mutus

China officinalis

Thuja occidentalis