Homeopatía para los viajes


Mal de montaña: consiste en un conjunto de síntomas que incluyen dolor de cabeza, zumbido en los oídos, falta de aire, palpitaciones e insomnio, que ocurren cuando se arriba a un lugar de mucha altura. Esto se debe a que el organismo no se adapta correctamente al cambio de altitud y a la falta de oxígeno en el aire. Para el tratamiento puede usarse Coca.

Diarrea del viajero: este tipo de diarrea es de corta duración y  por lo general se ocurre cuando hay infecciones a causa del cambio de la alimentación o del agua. Se puede administrar Veratrum álbum y Arsenicum álbum. Es aconsejable aumentar la ingesta de líquidos, por ejemplo agua mineral, para evitar la deshidratación.

Si la persona sufre de miedo a volar en avión, puede administrarse  Aconitum napellus, Argentum nitricum, Bórax véneta, Calcárea carbónica y Phosphorus.

En caso de fiebre o enfriamiento producidos por los cambios climáticos de los diferentes lugares, se aconseja la administración de  tres glóbulos de Aconitum napellus.

Para los cambios de horario en caso de viajes intercontinentales, se recomienda que al paciente se le administre una dosis única de Nux vómica cuando baja del avión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lachesis mutus

China officinalis

Thuja occidentalis