Platina

Este medicamento le corresponde a personas de apariencia más bien altiva, que parecen distantes de los demás y a menudo tienen una sensación de aislamiento.
Nombre común:
Platino.
Origen:
El platino es un metal precioso, a menudo mezclado en la naturaleza con otros metales (osmio, iridio, paladio, rodio, rutenio). Las preparaciones se hacen ya sea con espuma de platino o con negro de platino.
Usos habituales:
Platina se prescribe para ciertos trastornos nerviosos y afecciones ginecológicas.
¿Quién puede usar este remedio?
Personalidad y comportamiento

En caso de desequilibrio, la persona puede tener una sensación de superioridad que se traduce por cierta frialdad, indiferencia o desprecio hacia los demás. Incluso puede tener la ilusión de ser físicamente más grande que los demás y, por ello, percibir el entorno como lejano o encogido. Se siente sola en el mundo, abandonada y aislada, con la sensación de que todo a su alrededor es extraño, incluso su familia. Piensa que no se le aprecia en su justo valor. Teme a la muerte. Su humor es cambiante y sus reacciones a menudo son inadecuadas: ríe y llora al mismo tiempo, ríe o se muestra seria en momentos inoportunos.
Trastornos generales
Estados contradictorios (por ejemplo, ausencia de dolor y temperatura iría en las zonas afectadas, que normalmente estarían calientes y dolorosas).
Alternancia de síntomas físicos y mentales (por ejemplo, oleadas de calor que se alternan con ansiedad).
Dolores de aparición y desaparición progresivas. Síntomas en un solo lado.
Sensación de opresión por un vendaje en las zonas afectadas. Crisis espasmódicas y calambres en las articulaciones y los músculos.
Entumecimiento localizado; hormigueo, sensación de frío en zonas precisas del cuerpo.
Variación de los síntomas
• Factores de agravación:
el tiempo seco, estar cubierto, la oscuridad, el ayuno, estar acostado en la cama, estirarse o combarse hacia atrás.
• Factores de mejoría: la exposición al sol, el frío, el tiempo húmedo, caminar al aire libre, levantarse, bostezar.
Preferencias alimentarias Aversión hacia la carne, sobre todo en la mujer durante la menstruación.
Trastornos locales
• Cabeza. Sensación de aturdimiento del cerebro. Dolores de cabeza como si tuviera una uña clavada; sensación de presión dolorosa o dolor similar a un calambre. Migrañas después de un
enojo o un susto.
• Cara. Frío de un lado de la cara, sensación de hormigueo o entumecimiento. Dolores penetrantes.
• Oídos. Sensación de frío, entumecimiento o estallido dolorosos.
• Intestino. Sensación de opresión en la región del ombligo.
Estreñimiento, sobre todo durante los viajes o, en la mujer, durante el embarazo. Las heces son duras y después de evacuar sobreviene un estado de debilidad.
• Aparato genital femenino. Sensación constante de pesadez. Contracciones, hormigueos internos y externos. Hipersensibilidad que se traduce, por ejemplo, en espasmos durante los exámenes ginecológicos. Menstruaciones dolorosas, abundantes, oscuras, con coágulos y
seguidas de un estado de intensa debilidad. Deseo sexual excesivo.
•  Aparato genital masculino. Deseo sexual excesivo.
• Espalda. Entumecimiento de la nuca y del cóccix.
• Extremidades. Entumecimiento y debilidad que pueden llegar hasta una sensación de parálisis, Temblores de las manos o las piernas. Inquietud en las piernas al estar sentado o acostado. Tendencia a querer desabrigarse las piernas. Sensación de que una parte de las piernas está oprimida por una venda.
• Sueño. Posición para dormir con los brazos arriba de la cabeza, las rodillas recogidas y las piernas descubiertas. Sueños eróticos; sueña con personas lejanas, batallas, países desconocidos, dificultades o con la muerte de sus padres.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lachesis mutus

China officinalis

Thuja occidentalis