Petroleum (Petr.)

Este gran medicamento para la piel trata muy bien ciertos eccemas invernales acompañados de grietas.
 
Nombre común:
Petróleo.
 
Origen:
El petróleo es un aceite mineral. En homeopatía, se utiliza la variedad de petróleo blanco y se procede por trituración o dilución.
 
Usos habituales:
Petroleum permite tratar ciertas formas de mareo. Es muy útil para las secuelas de la congelación y contribuye a facilitar la curación tras un esguince o luxación.

¿A quien le conviene este remedio?
Personalidad y comportamiento
La persona se distrae fácilmente (a menudo se extravía al andar por la calle), sus emociones la perturban y tiende a perderse en los detalles. Es irritable, se ofende por cualquier cosa y no tiene confianza en sí misma, lo cual la vuelve indecisa, timorata y temerosa del futuro.A veces sufre una angustia intensa, con la sensación de que está próxima a morir y debe arreglar sus asuntos.

Trastornos generales
Afecciones cutáneas: glándulas sudoríparas (encargadas de la transpiración) a menudo demasiado activas y, a la inversa, glándulas sebáceas (encargadas de lubricar la piel) muy lentas. Esto origina sequedad cutánea y a la vez transpiración excesiva Sudor frío que suele aparecer en un solo lado del cuerpo, acompañado de náusea Puede desencadenarse por un enojo o humillación (en este caso, se agrega una sensación general de calor intenso). Aversión hacia el aire frío y sensación de frío interior. Los síntomas se agravan en invierno y mejoran en verano. Tendencia a bajar de peso no obstante un apetito voraz.

 Variación de los síntomas

• Factores de agravación: el tiempo frío, el invierno, la humedad, el movimiento de los autos y barcos, comer, las humillaciones.
• Factores de mejoría: el aire caliente.
 
Preferencias alimentarias
Tolera muy mal todas las formas de col o repollo (sobre todo la col agria),
 
Trastornos locales
• Cabeza. Sensación de pesadez en la parte posterior de la cabeza Erupciones húmedas dolorosas en el cuero cabelludo que forman costras.
• Estómago. Náuseas, en especial por la mañana. Mareo y náuseas en el tren.
• Extremidades. Esguinces repetidos. Crujidos y rigidez en las articulaciones. Manos y dedos agrietados, con la punta de los dedos en carne viva, sobre todo en invierno.
• Piel. Piel seca, rugosa, gruesa, en carne viva y agrietada Comezón y enrojecimiento. Grietas profundas que sangran fácilmente. Sabañones. Heridas propensas a supurar que cicatrizan muy lentamente, Problemas de la piel (eccema, por ejemplo), que se agravan en invierno y se atenúan en verano. Herpes simple.
• Vértigo. Vértigo al levantarse, con náuseas como las que produce el mareo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lachesis mutus

China officinalis

Thuja occidentalis