Homeopatía durante el embarazo

La homeopatía, que ofrece la ventaja de no conllevar ningún riesgo tóxico para el feto, puede aliviar fácilmente numerosas molestias menores frecuentes, como náuseas, fatiga, dolor en las piernas, hemorroides, estreñimiento, etc. Como ejemplo pueden mencionase Collinsoníacanadensis, Aesculus hippocastanum o Lachesis mutus para aliviar las hemorroides, o Colchicum autumnale, uno de los múltiples remedios posibles contra la náusea, que se prescribe cuando oler o simplemente pensar en los alimentos provoca náuseas, si el menor movimiento las agrava y si la paciente tiene antojos de diversos alimentos que se transforman en aversión en cuanto los huele.
Las contracciones prematuras también pueden ser objeto de un tratamiento homeopático, paralelamente a la vigilancia obstétrica y el tratamiento clásico.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lachesis mutus

China officinalis

Thuja occidentalis