Psoriasis

Es una enfermedad crónica de la piel caracterizada por la aparición de placas rojas cubiertas de escamas blancas y gruesas bien limitadas.
Estas placas, que aparecen en brotes, se localizan sobre todo en los codos, las rodillas y el cuero cabelludo.
El aspecto de las placas refleja una renovación acelerada de la capa superficial de la piel (la epidermis).
Las células, incapaces de eliminarse conforme aparecen, se acumulan en la superficie de la piel y forman placas escamosas. Además, la proliferación de estas células entraña una dilatación de los vasos sanguíneos de la dermis, lo que da a las placas su coloración rojiza. Una de las posibles complicaciones de esta enfermedad es la presencia de artritis psoriásica o reumatismo psoriásico. Desde el punto de vista homeopático, tratar localmente la artritis psoriásica puede llevar a una generalización de las lesiones de la piel e incluso ocasionar una forma grave de la enfermedad.
Así pues, hay que tratar al paciente en su globalidad para curar a la psoriasis en sí.
Entre otros numerosos medicamentos homeopáticos posibles, el médico puede prescribir remedios como Clematis erecta, Phytolacca decandra o Sarsaparilla officinalis.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lachesis mutus

China officinalis

Thuja occidentalis