Tortícolis

Es una contractura de los músculos del cuello, el cual se encuentra torcido y con dolor repentino e intenso. La cabeza adopta una postura inclinada.
La tortícolis normalmente desaparece por sí sola en unos cuantos días. En caso contrario, será motivo de consulta con el médico, para detectar una posible alteración de fondo (artrosis cervical, por ejemplo). El tratamiento clásico se basa en reposo y administración de medicamentos contra el dolor y de relajantes musculares. En ciertos casos, puede recomendarse el uso de un collarín cervical o sesiones de cinesiterapia o de fisioterapia (tratamiento con ultrasonido o calor).

Tratamiento homeopático. Entre los medicamentos homeopáticos que se prescriben en caso de tortícolis pueden mencionarse Cuprum metallicum (en una persona con gran propensión a los calambres, que tiene la cabeza vuelta hacia la derecha, con gran sensibilidad de la columna vertebral y un dolor ardoroso parecido a un desgarro) y Ranunculus bulbosus (tortícolis asociada con dolor muscular a lo largo del omóplato izquierdo, que aparece a menudo por un cambio de clima, después de estar sentado mucho tiempo con la cabeza baja, y se agrava por el movimiento de los brazos).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lachesis mutus

China officinalis

Thuja occidentalis